Acerca de

Somos una sociedad misionera anglicana con las misión de multiplicar congregaciones, líderes y grupos. Deseamos ver avivamiento en las Américas. Tenemos una conferencia llamada Caminemos Juntos y un instituto de capacitación: Instituto San Pablo.

Visión y Valores

Visión: Siguiendo el Espíritu Santo hacia la expansión espontánea de la Iglesia

Misión: Trasformar las Américas con el amor de Cristo a través de la plantación de iglesias Anglicanas evangélicas multiplicativas. Uniendo las Américas desde Norte América hasta el sur de Chile.

Descripción:

Somos una Sociedad Misionera que nace al estudiar la expansión de la Iglesia Anglicana en el este de África gracias al gran Avivamiento que ocurrió allí.  La Iglesia creció por millones a base de evangelismo y obra misionera laica. Como sociedad trabajamos para catalizar un movimiento similar en las Américas. Funcionamos como Sociedad Misionera, pero trabajamos bajo el obispo diocesano y cada iglesia pertenece tanto a la sociedad como a la diócesis.

Valores:

1.     Movimiento Laico: Somos un movimiento principalmente de líderes laicos: hombres y mujeres; niños, jóvenes y adultos a base de los dones del Espíritu ubicado en Efesios 4: Apóstol, profeta, maestro, evangelista, pastor.

2. Balance y fusión de los tres “ríos” o corrientes de la Iglesia: Espíritu (Rio Carismático), Palabra (Rio Evangélico), Sacramento (Rio Litúrgico)

3. Oración y ayuno: la iglesia crece a base de la oración y el ayuno. En cada nueva región se levanta un grupo de oración semanal para los pastores laicos y presbíteros.

4. Formación en el camino: no vemos la preparación como requisito para misionar. Preparamos en la misión.

5. Misión urgente y pronta, ordenación lenta: normalmente el llamado a la ordenación se discierne a base del fruto visible de nuevas congregaciones y discípulos.

6. Los recursos están en la cosecha: toda nueva obra es auto-sostenible desde el comienzo. Evitamos depender de recursos externos.

7. Sometimiento y claras líneas de autoridad: Toda congregación y todo líder, laico o ordenado, es supervisado y discipulado por otro líder. Existe una línea de autoridad clara para mantener la unidad aun en medio de expansión rápida.